Dos proyectos de investigadores del CIBERSAM reciben financiación de un legado para investigación en salud mental concedido al Hospital Clínic

Grupo del CIBERSAM del Hospital Clínic
Hospital Clínic/CIBERSAM | jueves, 28 de julio de 2016

Gracias a un legado de más de 600.000 euros de la Sra. María Pons Bartran, el Hospital Clínic de Barcelona, a través de la Fundación Clínic para la Investigación Biomédica, ha puesto en marcha dos líneas de proyectos para impulsar la investigación en el campo de la psiquiatría y la psicología.

 Se trata de las ayudas Pons Balmes y Pons Bartran, que llevan este nombre en honor a dos psiquiatras fuertemente vinculados al Hospital y que son el padre y el hermano de la benefactora del Servicio de Psiquiatría y Psicología del Clínic que dirige el Dr.  Eduard Vieta, que es también subdirector científico del CIBERSAM.

 El importe recibido del legado se destinará a seis proyectos con una duración máxima de dos años y una dotación de 100.000 euros, que se distingan por tener una aplicación en la práctica clínica. Las ayudas Pons Bartran están dirigidas a proyectos de investigadores jóvenes y, las Pons Balmes, a investigadores consolidados. En la primera convocatoria se han presentado 14 propuestas para optar a las ayudas, de las que se han aprobado dos.

 El primer trabajo se centrará en establecer un protocolo para el abordaje conjunto e integral de pacientes con trastorno bipolar que, además, tienen algún tipo de adicción (la llamada patología dual). Hasta hace poco los pacientes con los dos problemas se debían tratar en unidades de atención separadas. Este proyecto lo coordina el Dr. José Manuel Goikolea, psiquiatra de la Unidad de Trastorno Bipolar del hospital e investigador del CIBERSAM en el grupo liderado por el Dr. Vieta, y ha recibido la ayuda Pons Bartran, en memoria del hermano de la Sra. Pons. El proyecto permitirá potenciar la colaboración entre los equipos de trastorno bipolar y adicciones.

 El segundo proyecto evaluará la implementación de un método para medir la concentración de fármacos antipsicóticos en saliva y sangre en la práctica clínica. El objetivo es evaluar el grado de cumplimiento en la toma de medicación en pacientes con esquizofrenia. Este trabajo lo lidera el Dr. Miquel Bernardo, jefe de grupo del CIBERSAM y jefe de la Unidad de Esquizofrenia del Clínic, y ha recibido la ayuda Pons Balmes, en memoria del padre.

 El Dr. Vieta explica que se han priorizado aquellos proyectos con una clara aplicación clínica y que proporcionen soluciones tangibles que reviertan en beneficio de nuestros pacientes. En psiquiatría y psicología, para avanzar en investigación, es imprescindible disponer de personal suficiente, estable, y bien formado.

 El Jefe del Servicio de Psiquiatría del Clínic y subdirector científico del CIBERSAM comenta también que el investigador en este campo realiza una tarea exhaustiva con los pacientes a través de entrevistas para evaluar su estado y sus progresos mediante diferentes tests y escalas. En las convocatorias actuales de proyectos es bastante complicado conseguir la parte de personal necesaria para poder sacar adelante este tipo de investigación. Con este legado se quiere llenar este vacío y poder contratar personal investigador cualificado a cargo del proyecto.

 Priorizar proyectos con aplicación práctica

 A esta convocatoria de becas la seguirán otras sucesivas hasta que se asigne todo el importe del legado. Se ha evaluado la calidad científica de los proyectos, la viabilidad y la transferencia y la trayectoria científica del investigador. El sistema de evaluación es similar al de los proyectos FIS del ministerio y en la de los premios de Fin de Residencia del Clínic. Se ha contado con evaluadores externos vinculados con el CIBERSAM.

 Más información

http://blog.hospitalclinic.org/es/2016/07/el-clinic-rep-un-llegat-de-600-000-euros-per-recerca-en-salut-mental/