Mejorar la salud mental en las pequeñas y medianas empresas

De izq a derecha: Bridget Hogg, Victor Pérez, Ana Moreno, Benedikt Amann y Joan Medina
CIBERSAM | viernes, 6 de marzo de 2020

Mejorar la salud mental en las pequeñas y medianas empresas (PYMES) es el objetivo de un proyecto de investigación a gran escala financiado por la Unión Europea y llamado MINDUP (“Promoción de la Salud Mental e Intervención en el Entorno Laboral”) que aborda aspectos no clínicos como el estrés o el desgaste, así como la depresión o la ansiedad en las empresas PYMES, para mejorar el reconocimiento y el tratamiento tempranos de la depresión en el ámbito laboral y reducir la conducta suicida. El grupo de investigación en Salut Mental del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) - en el que participan investigadores del CIBERSAM- es uno de los 17 miembros integrantes del consorcio internacional que llevará a cabo el proyecto.

Las empresas son cada vez más conscientes de los enormes costes derivados del absentismo y el presentismo por depresión o ansiedad y de la responsabilidad que tienen de apoyar la salud mental de sus empleados. El proyecto MINDUP proporcionará intervenciones sostenibles para la promoción de la salud mental en las PYMES de Europa y Australia mediante la participación de empleados, supervisores y directivos, así como la combinación de conocimientos de todas las disciplinas pertinentes. Este proyecto realmente es una oportunidad única para PYMES en Catalunya y España” explica Benedikt Amann, psiquiatra del Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones del Hospital del Mar (INAD), investigador del IMIM y del CIBERSAM y responsable del proyecto MINDUP en España.

MINDUP diseñará intervenciones para combatir síntomas relacionados con el estrés y la depresión o los trastornos de ansiedad y los ofrecerá a las PYMES de los sectores de la construcción, la atención sanitaria y las TIC.

El proyecto MINDUP reúne a expertos en salud mental, prevención del suicidio, depresión, estigma, ciencia de la implementación, economía de la salud y otros campos

interdisciplinarios de Albania, Alemania, Australia, Bélgica, Dinamarca, España, Estados Unidos, Finlandia, Hungría, Irlanda, Kosovo, Países Bajos y Reino Unido. “El consorcio tiene por objetivo mejorar el reconocimiento y el tratamiento tempranos del estrés, de la depresión o ansiedad en el ámbito laboral y reducir la conducta suicida. Para ello, se basará en conceptos demostrados de parte de la Asociación Europea contra la Depresión (EAAD por sus siglas en inglés) que se adaptarán a las necesidades específicas de las PYMES” explica Benedikt Amann.

El pasado enero, el Consorcio MINDUP, coordinado por la profesora Ella Arensman de la Escuela de Salud Pública y la Fundación Nacional para la Investigación del Suicidio de la Universidad de Cork, celebró la primera reunión del proyecto en Cork (Irlanda). El consorcio, integrado por 17 miembros internacionales de alto nivel, debatió los paquetes de trabajo y los hitos que les esperan y el efecto deseado de MINDUP a fin de elaborar, aplicar y evaluar diversas intervenciones (en línea) y material de formación. “Un aspecto único del programa de intervención MINDUP es el enfoque tanto de aspectos no clínicos, como el desgaste o el estrés y las afecciones clínicas, como la depresión y la ansiedad graves", afirma Ella Arensman.

¿Por qué es importante la investigación sobre la salud mental en el lugar de trabajo?

Si bien ya existen algunas directrices establecidas para grandes empresas sobre los problemas relacionados con el estrés, el desgaste, la depresión y la conducta suicida, esto no sucede de la misma forma en las PYMES. El profesor Ulrich Hegerl, presidente de laAsociación Europea contra la Depresión (EAAD) destaca: "La depresión es una enfermedad mental tan común y grave que se necesitan urgentemente conocimientos básicos sobre el tema también en las PYMES. Parte de estos conocimientos puede ser aprender a mantener una conversación con un empleado que, por ejemplo, ya no almuerza con sus compañeros de trabajo o se sienta a llorar delante de su ordenador. Esas medidas pueden allanar el camino hacia el tratamiento profesional y evitar así los costes derivados del absentismo y el presentismo". Mediante la formación a los responsables de recursos humanos, directivos y empleados, es posible que los compañeros afectados logren llegar al tratamiento profesional más rápidamente.

Más información sobre el proyecto MINDUP: https://www.mindupproject.eu/ o @eu_mindup