CIBERSAM reflexiona sobre el papel de la hospitalización domiciliaria en salud mental durante la pandemia

Eduard Vieta y Marina Garriga
CIBER | lunes, 6 de abril de 2020

La Dirección Científica del CIERSAM reflexiona sobre el papel de la Hospitalización Domiciliaria en Salud Mental del paciente con trastorno mental grave en medio de la actual crisis sanitaria motivada por la pandemia del COVID-19. Dichas reflexiones surgen a raíz de la letter publicada en la revista Acta Psychiatrica Scandinavica por un grupo de psiquiatras, liderados por Marina Garriga y Eduard Vieta, investigadores del Hospital Clínic, la Universidad de Barcelona, el IDIBAPS y el CIBERSAM.

La pandemia mundial del COVID-19 está tensionando como nunca los sistemas sanitarios. Hasta la fecha, y con el objetivo primordial de salvar vidas, es difícil medir cómo esta crisis sanitaria podría estar afectando a los pacientes con enfermedades mentales, en qué medida y en qué ámbitos de salud. Sin embargo, su mayor riesgo de comorbilidades médicas, así como sus dificultades para acceder a los servicios de atención médica regulares, les presupone un mayor riesgo para nuevas y más severas infecciones de COVID-19 respecto la población general.

Por otro lado, las políticas europeas en salud pública tienden a recomendar el confinamiento en el hogar para evitar la transmisión y / o las infecciones por COVID-19. Sin embargo, estas medidas podrían tener un impacto negativo en pacientes con trastornos mentales. Medidas como la transformación de seguimientos presenciales a visitas telefónicas o telemáticas en los centros de salud mental así como altas tempranas de entornos psiquiátricos agudos para evitar contagios pueden a priori disminuir la posibilidad de transmisión/infección de estos pacientes, pero de alguna manera podrían ponerlos en riesgo de recaídas psicopatológicas tempranas.

En este contexto histórico, los nuevos equipos de Hospitalización Domiciliaria en Salud Mental podrían ser de ayuda para los pacientes con trastorno mental grave ya que a la vez que aseguramos un adecuado confinamiento en el hogar como medida de salud pública, se puede seguir abordando correctamente casos agudos, recaídas clínicas e incluso casos emergentes de trastorno mental. Obviamente, ello sujeto a que los profesionales acudan a los domicilios con el equipamiento protector y las medidas higiénicas necesarias.

 

Referencia: M Garriga et al. “The role of Mental Health Home Hospitalization Care during the COVID-19 pandemic.” Acta Psychiatrica Scandinavica. doi/10.1111/acps.13173