Consenso sobre los criterios de depresión bipolar resistente al tratamiento y múltiples tratamientos

De izq. a dcha. Dr. Vieta y Dr. Hidalgo-Mazzei, primer firmante
CIBER | lunes, 14 de enero de 2019

La mayor parte de las personas que sufren trastorno bipolar pasan gran parte de su vida con síntomas depresivos subclínicos o episodios depresivos mayores que contribuyen en gran medida en la disfuncionalidad que acarrea esta enfermedad, así como a su pronóstico. A pesar de esto, el número de tratamientos disponibles actualmente para las fases depresivas en el trastorno bipolar son limitados, por lo que la falta de respuesta consecutiva a sólo algunos de estos tratamientos puede agotar rápidamente las escasas opciones disponibles derivando en una depresión bipolar resistente al tratamiento. Sin embargo, el reducido pero creciente número de estudios que evalúan alternativas terapéuticas para este tipo de situaciones carecen de una definición común o estandarizada sobre los criterios que determinan una depresión bipolar resistente al tratamiento o a múltiples tratamientos.

Ante esta problemática, investigadores del Centro de trastornos afectivos del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencias (IoPPN) del King´s College de Londres (Dr. Paul Stokes, Prof. Allan H. Young y el Dr. Diego Hidalgo-Mazzei) pusieron en marcha la organización de un consenso internacional que pueda llegar a unos criterios comunes que definan la depresión bipolar resistente al tratamiento en base a las alternativas terapéuticas basadas en la evidencia actualmente disponibles. Para ello, reunieron un panel de 18 expertos en trastorno bipolar de Inglaterra, un paciente experto, así como 7 referentes expertos internacionales en el tema. Entre ellos se encontraba el Prof. Eduard Vieta, actual director científico e investigador principal  del CIBERSAM.

El método seleccionado para alcanzar este consenso fue una versión modificada del Delphi online, el cual requirió hasta 3 fases para alcanzar un consenso sobre los 33 ítems inicialmente planteados. Al final de este proceso se consensuó que la depresión bipolar resistente al tratamiento se define como la imposibilidad de alcanzar la remisión sintomática sostenida por 8 semanas consecutivas luego de ensayar dos tratamientos farmacológicos diferentes a dosis y tiempo adecuados consistente en al menos dos tratamientos farmacológicos en monoterapia, o en su defecto, un tratamiento en monoterapia y una combinación con evidencia en depresión bipolar. Los criterios para la depresión resistente a múltiples tratamientos acordados fueron los mismos que los anteriores, añadiéndose la falta de respuesta a al menos un antidepresivo, a un tratamiento psicológico basado en la evidencia para depresión bipolar y al menos 12 sesiones de tratamiento electroconvulsivo. Los autores y expertos que participaron en este trabajo consideraron que estos nuevos criterios pueden ayudar a psiquiatras, investigadores y representantes de diferentes sectores a estandarizar la investigación y asistencia en la depresión bipolar resistente al tratamiento, así como cuando contemplar en el proceso terapéutico nuevos tratamientos con una evidencia incipiente para este tipo de situaciones.

Referencia artículo

2019 Jan;214(1):27-35. doi: 10.1192/bjp.2018.257. Epub 2018 Dec 6.