Experiencias adversas a los 6 y 11 años se asocian a riesgo de trastorno bipolar

Martí Llaurador-Coll, Gerard Muntané, Irene Montoro, Elisabet Vilella y Alfonso Gutiérrez-Zotes
Grup Pere Mata | miércoles, 6 de julio de 2022

El déficit en los mecanismos de regulación emocional que habitualmente sufren las personas con trastorno bipolar puede ser debido a la acumulación de experiencias adversas entre los 6 y los 11 años. Esta es la primera vez que se establece esta relación después de que un grupo investigador haya estudiado la repercusión de este tipo de experiencias durante los primeros 18 años de vida. Esta investigación se enmarca en el proyecto BIPOGENT sobre el trastorno bipolar y han participado investigadores del Hospital Universitario Institut Pere Mata que pertenecen al CIBER de Salud Mental (CIBERSAM), al Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV)-CERCA y a la Universidad Rovira i Virgili, en colaboración con el Departamento de Psiquiatría de la Harvard Medical School.

En su estudio, el equipo investigador ha utilizado la Escala de Cronología de Exposición al Abuso y el Maltrato (MACE), un nuevo instrumento que permite datar las experiencias adversas durante los primeros 18 años de vida de la persona. Estudiar estas vivencias en pacientes con trastorno bipolar es relevante si se tiene en cuenta que los seres humanos pasan por diferentes etapas de maduración del cerebro y de consolidación psicoemocional desde la niñez hasta la vida adulta.

En este proceso hay determinadas edades que son periodos sensibles a algunos aprendizajes, hasta el punto que la consolidación de diferentes fases del desarrollo cerebral dependen en gran medida de la experiencia y de las interacciones que se establecen con el entorno. Es así como situaciones adversas pueden implicar un estrés tóxico e impedir una buena formación de las funciones mentales que serán fundamentales posteriormente en la edad adulta y que pueden afectar especialmente las personas afectadas, en este caso, de trastorno bipolar.

El estudio lo ha coordinado la directora de investigación del Institut Pere Mata y subdirectora de l’IISPV, Elisabet Vilella, también investigadora principal del CIBERSAM y el proyecto de adaptación y validación en nuestro entorno a la Escala de Cronología de Exposición al Abuso y el Maltrato lo ha coordinado el psicólogo clínico de la misma institución, Alfonso Gutiérrez-Zotes. Los resultados del estudio se han publicado en la revista científica Journal of Interpersonal Violence.

Referencia del artículo:

Maximal Sensitivity to Child Maltreatment at the Ages of 6 and 11 Years is Associated with the Risk of Bipolar Disorder”, los autores son Irene Montoro, Lorena Moreno, Patricia Mulet, Carlota Miró, Ainhoa Leunda, Martí Llaurador-Coll, Gerard Muntané, Martin H. Teicher, Elisabet Vilella i Alfonso Gutiérrez-Zotes. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35648643/