Impacto psicológico de la sospecha de infección por coronavirus en el Principado de Asturias

ISPA/CIBER | viernes, 20 de marzo de 2020

Investigadores del grupo de Investigación en Psiquiatría del ISPA han iniciado un proyecto -aprobado por el Comité de Ética en la Investigación del Principado de Asturias- destinado a evaluar el impacto que la sospecha de infección por SARS-CoV-2 está teniendo en la sociedad asturiana. El proyecto está liderado por Julio Bobes, jefe de Servicio de Psiquiatría del HUCA, catedrático de la Universidad de Oviedo e investigador principal del CIBERSAM.

El estudio planteado utiliza la metodología descrita en publicaciones recientes que analizaron los aspectos psicológicos asociados a la extensión de la epidemia por China, y se desarrollará en tres fases: en primer lugar los pacientes que hayan sido sometidos a las pruebas de detección del coronavirus serán entrevistados telefónicamente; transcurridos 1 y 6 meses serán convocados a las instalaciones de Psiquiatría del SESPA para una batería de pruebas más específicas. En paralelo se están realizando encuestas online sobre las percepciones de la población general respecto a la epidemia y el confinamiento.

Los resultados obtenidos proporcionarán información relativa al estrés ocasionado por la expansión de la pandemia y sus posibles efectos psicológicos a largo plazo. Se evaluarán los factores de protección y riesgo de sufrir secuelas en situaciones como la actual. El objetivo final será elaborar un protocolo manualizado que permita crear una vacuna psicológica con la que los profesionales de la salud mental puedan afrontar futuras epidemias.

Encuesta población general