Tres investigadores del CIBERSAM, reciben las ayudas “Pons Balmes” y “Pons Bartran” para investigación en Salud Mental

De izq. a dcha: Eduard Vieta, Josefina Castro y Diego Hidalgo-Mazzei
CIBER | miércoles, 13 de mayo de 2020

Josefina Castro-Fornieles, Eduard Vieta y Diego Hidalgo-Mazzei, investigadores del CIBERSAM en el Hospital Clínic de Barcelona, son los líderes de los proyectos ganadores de la edición de este año de las ayudas “Pons Balmes” y “Pons Bartrán” para investigación en Salud Mental.

Éstas ayudas, con una duración de dos años y dotadas con 100.000 euros cada una, provienen de un legado que el Hospital Clínic de Barcelona, a través de la Fundació Clínic, recibió por parte de Maria Pons Bartran para la realización de proyectos de investigación en psiquiatría.

El Comité evaluador, constituido por investigadores pertenecientes al CIBERSAM -sin conflictos de interés para ninguno de los proyectos presentados-, resolvió conceder la ayuda “Pons Balmes”, dirigida a investigadores ya consolidados, al proyecto “Early intervention to improve cognitive reserve in subjects at risk and early stages of psychosis (INCREASE). Este proyecto liderado por la Dra. Castro-Fornieles, jefa del Institut Clínic de Neurociències del Hospital Clínic y líder del grupo de Psiquiatría y Psicología infantil y del Adolescente del IDIBAPS, y el Dr. Vieta, jefe del Servicio de Psiquiatría y Psicología Clínica del Hospital Clínic y líder de la Unidad de Trastornos Bipolares y Depresión del Hospital Clínic-IDIBAPS, tiene por objetico evaluar la efectividad de una intervención psicológica para potenciar la reserva cognitiva en adolescentes y adultos jóvenes que presentan un elevado riesgo genético de padecer esquizofrenia o trastorno bipolar o en aquellos que han sido diagnosticados con un primer episodio psicótico. Para ello, los participantes serán evaluados y posteriormente asignados al azar a una intervención psicológica para potenciar la reserva cognitiva o a un grupo de apoyo. Los pacientes serán reevaluados al finalizar la intervención psicológica (3 meses) y a los 12 meses para verificar si los efectos de la intervención permanecen estables a lo largo de este periodo tiempo. "La aplicación de esta intervención psicológica en sujetos de alto riesgo podría prevenir el desarrollo de futuras psicopatologías o dificultades cognitivas y, en el caso de las personas con un primer episodio psicótico, podría mejorar su pronóstico", han asegurado los investigadores.

Por otro lado, el Proyecto que ha recibido la ayuda Pons Bartran, destinado a jóvenes investigadores, es “Development, feasibility and effectiveness of a digital support platform for mental health in primary care (PRESTO) based on a machine learning approach”. Este proyecto,liderado por Diego Hidalgo-Mazzei, especialista perteneciente a la Unidad de Trastornos Bipolares y Depresivos del Hospital Clínic-IDIBAPS, intenta ofrecer una solución integral al incremento de demanda de consultas por salud mental en atención primaria. En sus sucesivas fases, el proyecto incluye el desarrollo de modelos predictivos de gravedad basados en técnicas de machine learning, una app de soporte psicológico y seguimiento con bots, así como un módulo de tratamiento farmacológico personalizado. "Una vez se valide y compruebe la eficacia de cada uno de los componentes, se plantea poner a disposición del sistema sanitario una plataforma inteligente que permita ampliar, agilizar, personalizar y mejorar la atención, así como los tratamientos, para aquellas personas que consultan por problemas de salud mental en los servicios de atención primaria". conclute el investigador Diego Hidalgo-Mazzei.