Demuestran una vía neuronal específica responsable del fenotipo ansioso y el déficit cognitivo como consecuencia del dolor crónico

Grupo del CIBERSAM en la Universidad de Cádiz coordinado por Juan Antonio Mico
CIBER | miércoles, 14 de agosto de 2019

Investigadores del Grupo de Investigación en Neuropsicofarmacología y Psicobiología de la Universidad de Cádiz-INiBICA pertenecientes al CIBER de Salud Mental (CIBERSAM) han identificado, mediante una técnica innovadora (DREADD), una vía neuronal específica responsable del fenotipo ansioso y trastorno cognitivo observado en un modelo animal de dolor neuropático. Los resultados del estudio se han publicado en la revista Biological Psychiatry. Este estudio ha sido dirigido por Esther M. Berrocoso y Juan Antonio Mico, y firman como primeras autoras las investigadoras Meritxell Llorca e Irene Suárez.

El dolor crónico es un problema clínico importante y es un factor de riesgo para sufrir trastornos relacionados con la esfera emocional (trastornos de ansiedad y/o estado de ánimo), así como deterioro cognitivo. Actualmente, se sabe que muchos de los pacientes afectados de dolor crónico se convertirán en pacientes psiquiátricos. Por ello, es de gran importancia profundizar en los mecanismos neurobiológicos subyacentes a dicha comorbilidad.

Desde hace algún tiempo, se sabía que el locus coeruleus (LC), principal núcleo noradrenérgico en el SNC, y sus proyecciones, entre las que cabe destacar la amígdala basolateral (BLA), tenían un papel relevante en el desarrollo de trastornos emocionales. En el estudio publicado por el grupo del CIBERSAM utilizando enfoques farmacológicos y farmacogenéticos innovadores (DREADD), se ha podido demostrar que la inhibición de la vía LC- BLA revierte la ansiedad y el aumento del procesamiento de la memoria aversiva observada en animales con dolor neuropático, un tipo de dolor con afectación nerviosa sensitiva. Estos resultados sugieren que el dolor crónico promueve un sesgo cognitivo a través de la vía LC-BLA, que afecta al procesamiento de estímulos aversivos en lugar de estímulos neutros, probablemente provocando y manteniendo un estado de ansiedad como parece ocurrir en los pacientes. Curiosamente, no se afectó al umbral sensorial o la memoria episódica, indicando que las dimensiones sensorial, afectiva y cognitiva del dolor se procesan por vías independientes.

Así mismo, el estudio también evaluó el papel de los receptores beta-adrenérgicos en la BLA observándose una robusta recuperación de los umbrales de ansiedad y cognitivo-aversivos, sin afectar a los aspectos sensoriales. Además, la administración sistémica de propranolol produjo los mismos efectos, lo que podría tener un valor traslacional, puesto que abre la posibilidad de tratar la ansiedad inducida por el dolor con beta-bloqueantes.

El artículo deriva de un amplio proyecto del Plan Nacional de I+D de la Dra. Berrocoso sobre el estudio del papel de las vías noradrenérgicas en la comorbilidad dolor crónico-trastornos afectivos. "Hoy día hay que tratar a cada paciente de forma personalizada, y eso incluye el ámbito sensorial, el emocional y el cognitivo. Por ello, es importante un enfoque multimodal en la investigación básica en dolor, como demuestra este trabajo de nuestro grupo", asegura el Dr. Micó. "El estudio de vías neuronales específicas involucradas en dolor crónico nos acerca al desarrollo de nuevas dianas terapéuticas" concluye la Dra. Berrocoso. Cabe destacar que esta publicación ha recibido un amplio comentario editorial en la revista Biological Psychiatry (McCall JG 2019 Biological Psychiatry).

Referencia dela artículo

Chemogenetic Silencing of the Locus Coeruleus–Basolateral Amygdala Pathway Abolishes Pain-Induced Anxiety and Enhanced Aversive Learning in Rats

Meritxell Llorca-Torralba, Irene Suárez-Pereira, Lidia Bravo, Carmen Camarena-Delgado, Jose Antonio Garcia-Partida, Juan Antonio Mico, and Esther Berrocoso
Biological Psychiatry. Volume 85, Issue 12, 15 June 2019.