La toxoplasmosis y variantes del gen COMT elevan el riesgo de sufrir esquizofrenia

Rafael Martínez participante en el estudio
Grup Pere Mata | lunes, 18 de julio de 2022

Haber sufrido toxoplasmosis combinado con varias variantes del gen COMT elevan el riesgo de sufrir esquizofrenia, según el estudio publicado en la revista Genes, con factor de impacto 4.069, por la Universidad de Granada, la Universitat de Barcelona y la Universidad del Estado de Nueva York, en el que también ha participado Rafael Martínez, responsable de la Unidad de Investigación en Discapacidad Intelectual y Trastornos del Desarrollo (UNIVIDD) de la Fundación Villablanca, investigador del CIBER de Salud Mental (CIBERSAM), del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV)-BUSCA, y profesor en la Universitat Rovira i Virgili.

El trabajo de investigación demuestra que la infección de Toxoplasma Gondii (que provoca toxoplasmosi) interactúa con varias modificaciones del gen COMT y eleva el riesgo de sufrir esquizofrenia, especialmente con la variante Met/Met. Este es el primer estudio que analiza la interacción entre esta variación genética específica y este factor de riesgo infeccioso ambiental.

El gen COMT se encarga de la metabolización de la dopamina, uno de los principales neurotransmisores, y regula su cantidad en el cerebro, pero variantes como la estudiada (Met/Met) son menos eficientes en este proceso y se provoca un exceso de dopamina.

Por otro lado, la infección por Toxoplasma Gondii afecta la velocidad de metabolització de la dopamina, de forma que en una persona infectada que además tenga el gen COMT Met/Met se multiplica por 2,7 las probabilidades de sufrir esquizofrenia por este exceso de dopamina en el cerebro. Hay que tener en cuenta que la infección por Toxoplasma Gondii puede provocar en las personas infectadas síntomas psicóticos, y puede afectar otros neurotransmisores que tienen un papel secundario en la esquizofrenia, como la serotonina y el glutamato.

Sobre la esquizofrenia

La esquizofrenia es una enfermedad psiquiátrica crónica debilitante que se caracteriza por cambios en la percepción, el pensamiento, la afectividad y el comportamiento. Los estudios sobre el origen de la enfermedad apuntan a la interacción de factores de riesgo neuroquímicos, genéticos y ambientales, que alterarían el sistema de neurotrasmisión de la dopamina.

A pesar del alta heredabilidad de la esquizofrenia, es muy reconocido que factores no genéticos como ciertas infecciones neurotrópicas y otros estresores tempranos de la vida también pueden tener un papel

Referencia del artículo:

Toxoplasma gondii Seropositivity Interacts with Catechol-O-methyltransferase Val105/158Met Variation Increasing the Risk of Schizophrenia. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/35741850/