Un estudio del CIBERSAM premiado por el Hospital Valle del Nalón de Asturias

Grupo del CIBERSAM coordinado por Julio Bobes
CIBER | jueves, 28 de noviembre de 2019

El Hospital Valle del Nalón de Asturias ha premiado -en la categoría de mejor comunicación oral- el trabajo  del CIBERSAM '¿Pueden ser la interleucina-2 y la interleucina-1 biomarcadores específicos de la sintomatología negativa en la esquizofrenia?', que también ha contado con la participación  del área de Psiquiatría de la Universidad de Oviedo, del Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA), así como del Instituto de Neurociencias del Principado de Asturias (Ineuropa) y del departamento de Morfología y Biología de la Universidad de Oviedo.  El estudio ha sido uno de los cuatro trabajos elegidos entre más de medio centenar de trabajos -37 publicaciones, 6 comunicaciones orales y 9 pósteres- que han optado a los Premios de Investigación.

El objetivo del estudio coordinado por Julio Bobes, jefe de grupo del CIBERSAM en la Universidad de Oviedo, era determinar si los niveles de citocinas proinflamatorias están aumentados en pacientes ambulatorios clínicamente estables en comparación con individuos sanos, y analizar si podrían ser biomarcadores específicos de las diferentes dimensiones clínicas de la esquizofrenia.

“Nuestros hallazgos sugieren que las concentraciones de IL-6 permanecen elevadas en pacientes estables con esquizofrenia. Mientras que la IL-2 marca específicamente la gravedad en el dominio motivación y placer de la sintomatología negativa, la IL-1β no es específica para esta dimensión, ya que también predice la gravedad de la sintomatología general y global” concluye el Dr. Bobes.

 

Referencia del estudio

¿Pueden ser la interleucina-2 y la interleucina-1β biomarcadores específicos de la sintomatología negativa en la esquizofrenia?

DOI: 10.1016/j.rpsm.2018.03.004