Nuestro reto es fomentar una cultura de investigación en salud mental para mejorar la calidad de vida de los pacientes

CIBER | jueves, 20 de julio de 2017

Desde su nacimiento, el CIBERSAM cuenta con un Programa de Formación y Movilidad que pretende ser referente en la formación en Salud Mental. Con este programa se busca facilitar el acceso de los jóvenes investigadores a los nuevos conocimientos científicos en el área y generar una cultura investigadora, potenciando el binomio asistencia-investigación. En palabras de su coordinador, Juan Antonio Micó, “el objetivo es que se desarrolle al mismo tiempo una carrera profesional como especialista e investigador, ya que quien investiga en salud mental se forma en las mejores técnicas diagnósticas y terapéuticas, que aplica luego a sus pacientes”.

-¿Cuáles son los principales retos para la formación en el área de la Salud Mental?

-El Programa de Formación del CIBERSAM tiene como objetivo fundamental facilitar el acceso de los jóvenes investigadores a los nuevos conocimientos científicos en el área y promover la cultura investigadora, potenciando el binomio asistencia-investigación. En este sentido, pretendemos que se desarrolle al mismo tiempo una carrera profesional como especialista e investigador. Lo mismo es válido para investigadores jóvenes en ciencias básicas relacionando salud mental y cualquier ámbito de las neurociencias.

-¿Cuáles son las prioridades que se marca el CIBERSAM en cuanto a movilidad?

-El Programa de Formación del CIBERSAM, en lo referente a Movilidad, ofrece la posibilidad de financiar la realización de estancias de investigación en otros grupos del CIBERSAM, de otras áreas del CIBER, o en el extranjero. Dichas estancias van dirigidas fundamentalmente a investigadores en formación, con el objetivo de fomentar las actividades de intercambio de investigadores entre los grupos, y el aprendizaje en hospitales, centros de atención a la salud mental o laboratorios externos, de alta relevancia nacional o internacional.

-¿Qué aporta a la formación en el área de Salud Mental el contar con una estructura como el CIBERSAM?

-Como su propio nombre indica, el CIBERSAM es un centro de investigación en red en el área de Salud Mental y, como tal , los diferentes grupos están conectados de alguna manera, bien por un Proyecto de Investigación o por un interés común en un tema de investigación. En este sentido, los grupos poseen diferentes especializaciones pero que al converger en un tema común o en un proyecto, se potencian unos a otros. Los jóvenes investigadores en formación obtienen de esta sinergia científica grandes beneficios al poder ligar una experiencia con otra dentro de sus intereses de investigación.

-¿Ha servido el CIBERSAM para promover e incrementar la formación de investigadores en este campo?

-Sin ninguna duda. Si bien al no contar con datos objetivables anteriores a la constitución del CIBERSAM, porque no existía una estructura similar, los indicadores con los que nos manejamos son el número de publicaciones de los jóvenes investigadores en salud mental en JCR (Journal Citation Reports) antes y después de nuestra constitución, y ya digo que el salto ha sido de grandes proporciones.

-¿A qué necesidades se trata de dar respuesta a través de su Plan de Formación?

-La respuesta a esta pregunta en cierto modo viene recogida en las anteriores, no obstante, añadiría que el CIBERSAM es líder en la confección de la Hoja de Ruta de la Investigación en Salud Mental en Europa, programa llevado a cabo mediante un Proyecto del 7PM (ROAMER). Nuestro objetivo es seguir esta hoja de ruta, empezando por la formación de investigadores en salud mental que les capacite para llevarla a cabo.

-¿Qué acciones contempla?

-Hay varias, pero cabría destacar las siguientes: La consolidación del Máster Interuniversitario de “Iniciación a la Investigación en Salud Mental” como referente nacional. La realización de estancias de investigación. La realización de Cursos de Formación como los Workshops sobre la Biblioteca de Instrumentos en Salud Mental y Discapacidad o el Curso de Introducción a las Neurociencias. De especial importancia es también el Laboratorio de Ideas, un encuentro entre jóvenes investigadores que tiene como objetivo discutir y someter a crítica sus trabajos. Trata de potenciar la innovación, la traslación y, sobre todo, la colaboración entre grupos. En el encuentro pueden participar tanto los investigadores CIBERSAM, como de otros CIBER y estructuras de investigación colaborativa. Están en marcha varios proyectos colaborativos derivados de estas reuniones. Ya llevamos varias ediciones con gran éxito de participación y resultados.

-¿Cómo responde el CIBERSAM a las necesidades de formación continuada de sus investigadores?

-La formación continuada hay que entenderla de dos maneras: la que ofrece el CIBERSAM a través de las acciones citadas anteriormente, pero también a través de actividades que vamos organizando en paralelo, por ejemplo, el Foro de Esquizofrenia y otros similares con participación de ponentes del CIBERSAM y otros destacados investigadores nacionales e internacionales.

-¿A qué públicos se dirige esta formación?

-La formación reglada va orientada a los jóvenes que quieren iniciarse en la investigación en salud mental o a los ya iniciados, pero también quienes nos dedicamos a la investigación siempre estamos aprendiendo y, por tanto, asistimos como uno más a estos programas. También destacaría que se ha abierto un cauce de diálogo formativo con las Asociaciones de Pacientes, de gran importancia: la Salud Mental es cosa de todos.

-¿Qué papel juega el Programa de Formación en la mejora de la integración de los grupos CIBER?

-Las estancias formativas de investigación se pueden realizar en otras áreas del CIBER y de ahí están surgiendo publicaciones científicas conjuntas de gran impacto, pero también destacaría que el Laboratorio de Ideas es un foro abierto donde se encuentran jóvenes investigadores de todas las áreas CIBER.

-El Master en Investigación en Salud Mental es el elemento medular del Programa de Formación del CIBERSAM, ¿cuál es el enfoque estratégico de este Master y cuál es su balance en estos cuatro cursos de recorrido?

-Siempre que hablamos de Formación, no hay que perder el significado del término “evaluación”. La evaluación contribuye a mejorar la formación. En este sentido, efectivamente, nuestro Máster es estratégico. Desde que se inició el Programa de Formación bajo la dirección del Dr. Ángel Pazos y con la coordinación de nuestra colega Elena Valdizán, quién hasta su fallecimiento trabajó incansablemente para llevar el Máster hasta donde se encuentra hoy, hemos venido intentando mejorar año a año: revisando contenidos, elaborando encuestas, revisando métodos de evaluación de alumnos, reorganizando actividades y un largo etcétera. Aun así, debemos mejorar más, por ejemplo, aumentando el número de investigadores y/o grupos que se impliquen en tareas educativas o de recepción de periodos de investigación o fomentando una mayor participación en la realización de Trabajos Fin de Máster. Los Coordinadores del Máster en cada una de las Universidades que participan –Cantabria, Complutense de Madrid, Cádiz y Barcelona– están haciendo un trabajo encomiable en este sentido.

-¿Cuáles son las prioridades en la oferta de Cursos de Formación del CIBERSAM?

-Las prioridades son siempre más o menos las mismas, las hemos citado anteriormente. Si hubiera que destacar alguna, pretendemos configurar de forma prioritaria actividades formativas en el área de transferencia de tecnología, valorización de resultados y patentes dirigidas a los profesionales del CIBERSAM.

-¿Y los retos de cara al futuro?

-Probablemente, si formula esta pregunta a todos y cada uno de los investigadores que constituimos el CIBERSAM todos responderían más o menos lo mismo: aumentar no solo la cantidad, si no sobretodo la calidad de los jóvenes investigadores en salud mental. Diferentes publicaciones e informes han constatado que la investigación sirve para mejorar la atención. Quien investiga en salud mental, se forma en las mejores técnicas diagnósticas y terapéuticas, que aplica luego a sus pacientes. Nuestro reto es contribuir a crear una cultura de investigación en los profesionales clínicos y básicos en salud mental manteniendo en el horizonte mejorar la calidad de vida de los pacientes: investigamos por y para ellos.